domingo, junio 30, 2013

Papel pintado a mitad de precio en fancyhometrends


Hoy escribo una entrada poco usual. Os voy a hablar del papel pintado. Es una de las cosas a las que más vueltas le he dado con el tema de mi piso. En su día, empapelé una pared y ahora quiero empapelar otra. Pero no me he enamorado de ningún papel... Para mí, esto es como los flechazos: lo veo y sé que es mi papel xD

Así que, mientras tanto, he hecho un poco de investigación de mercado y he descubierto cosas muy interesantes. El papel pintado en España debe considerarse "artículo de lujo" o algo así porque vale más que el doble que en otros países. A veces el triple, como es el caso de Alemania.

Hay una web alemana que vende el mismo papel por menos de la mitad de lo que vale en las tiendas tradicionales o en las típicas webs españolas (tipo papelpintadoonline y similares). Incluso aunque
cobren 9 euros de gastos de envío, me salió rentable, porque compré un papel de 60 euros el rollo a 18. Solo hay que hacer cuentas. Y en una semana lo tenía en casa.

¿Por qué puede pasar esto? No sé, quizás porque haya muchos intermediarios con precios abusivos, vete a saber. Ah, casi se me olvida: os dejo la web para que lo comprobéis vosotros mismos :D

www.fancyhometrends.com

jueves, junio 27, 2013

Bloger de Niro

Cuando el arte se junta con el humor, sólo puedo decir una cosa: ¡¡ole!! He tropezado con este blog, que salió en una conversación seguida de un wachapeo compulsivo de fotos sin igual. El humor es para gustos, y yo con las idas de estos tres chicos me parto. Hay algún soso que no, pero de esos, quedan pocos ;)

No sé mucho de su vida, pero les animo a seguir su obra para hacernos los días más entretenidos :D

Y para muestra, un botón:


Más en http://blogerdeniro.blogspot.com.es/

lunes, junio 17, 2013

En Luxemburgo

Luxemburgo existe. Sí, de verdad, no es un país fantasma. Aunque con su medio millón de habitantes en total desparramados por aquí, no es que haya muchas colas. Y, para más datos, tienen tres idiomas oficiales: el francés, el alemán y el luxenburgués, que cada uno cumple su función.

Es el país que tiene la renta per cápita más alta del mundo, pero a precios normales: cerveza a tres euros, cena por 20 euros, hamburguesa (gigante) por 12...

Y lo que más me ha llamado la atención son sus paisajes y su vegetación. Este país es para recorrérselo andando por el monte de arriba a abajo. Y es que en coche, como te despistes, te sales del país y no te enteras, porque es tan chiquitín...

Hay unos castillos impresionantes!!! Merece la pena pasarse un par de días :)













viernes, junio 14, 2013

Aventura suiza

De momento, ya he acabado mi aventura suiza. Hemos recorrido Ginebra, Lausanne, Gruyéres y el castillo de Chillon. No hemos hecho una súper ruta porque, sobre todo, íbamos a visitar a nuestros colegas que viven allí. Pero ha merecido la pena moverse un poquito. Zurich y Berna quedarán para otro momento.

Como impresión general, me ha parecido un país muy caro, muy cuadriculado y se juntan aquí una mezcolanza de gentes impresionante.

Ahora, Bélgica :D

lunes, junio 10, 2013

En el CERN

Pues eso. He estado de visita en uno de los lugares de investigación más importantes del mundo. Ya puedo tacharlo de la lista de "qué ver una vez en la vida", lista que cada día crece más y más...

viernes, junio 07, 2013

Arrikiconsejos para viajar. Esta vez, destino: Ginebra



Mañana me voy de viaje. Aunque, para los que me conocéis, no es nada nuevo. He tenido varias veces la conversación de "y tú, ¿cómo te lo montas?" Pues bueno, os voy a dar los arrikiconsejos para poder viajar:

1.- Tener ganas. No solo decir: "cómo me molaría viajar", sino renunciar a otras cosas que supongan un esfuerzo para viajar.

2.- Tener pasta. Hay que organizarse bien. Yo llevo meses sin comprarme ropa. Mi sofá es de 400 euros. No fumo. No como jamón de bellota todos los días (más bien sólo cuando mis padres lo compran). Los pucheros son baratos xD Es cierto que hay gente que hace esto y aún así no tiene pasta. También tengo un sueldo fijo, y eso ayuda :P

3.- Tener tiempo. En mi trabajo no tengo ningún puente, pero tengo 5 semanas de vacaciones al año. Además, me han permitido (hasta ahora) coger algunos meses libres sin sueldo. A ver cuánto dura xDD

4.- Estar dispuesto a viajar solo. Esto va unido a lo de tener ganas. Tiene que ser una prioridad en tu vida. Muchas veces la gente tiene días libres y se queda por aquí. Yo, cada vez que tengo días libres, me marcho por ahí. Incluso a veces, también los fines de semana. Así que da la sensación de que me paso el día viajando...

5.- Saber montarse bien los viajes. Esto quizás sea lo más difícil. Yo huyo de las agencias de viajes, porque cobran una pasta. Mi presupuesto, dependiendo del viaje, puede ser por ejemplo de 450 euros 9 días en Marruecos, o de 300 euros una semana en Austria (vuelo y TODO incluído). También puede ser de 350 euros un mes en la India (sin el vuelo) o ese importe o un poco más en tres semanas en Sri Lanka. Estos presupuestos incluyen desplazamientos, alojamiento y comida. Y generalmente compras, que suelen ser bastante pocas.

La clave está en encontrar un vuelo barato, dormir en cualquier sitio, y comer lo que se te ponga por delante. ¿Que un día como sólo dos veces? No importa, ya desayunaré bien al día siguiente. ¿Que me veo en una situación en la que sólo tengo arroz blanco? Pues arroz blanco. Ya comeré mejor otro día.

Generalmente, esto depende de a qué país voy y de con quién viajo. Yo suelo ser bastante "cutre": no voy a restaurantes caros y no suelo dormir en nada más caro que una pensión, un hostel, o una cama en habitación compartida. Pero, cuando viajo con más gente, suelo adaptarme a sus planes y a veces mi presupuesto es mayor. Lo bueno de esto es que se comprarten gastos y al final no termina saliendo tan "caro". Cuando viajo sola, tengo que andar más al loro del presupuesto, porque el dinero se va mucho más rápido.

Y ya, lo mejor de lo mejor, el punto 6: tener amigos en todas partes. Así, siempre puedes ir a visitarlos :D

Mañana salimos para Ginebra a visitar a unos amigos. Veremos algunas ciudades de por ahí y después, saldremos para Bruselas a visitar a la hermana de otra amiga. Y ya, como pilla más o menos de paso, visitaremos Luxemburgo.

Hace siglos, cuando mi padre trabajaba en la OIT me llevaba a Bruselas y a Ginebra varias veces... pero igual no piso esos países desde que tenía 15 años. La primera vez, tenía 14 años. Me acuerdo que, cuando aquello, yo no hablaba nada de francés, pero me daba igual. Me soltaba allí por la mañana con algunos francos en el bolsillo y me apuntaba la dirección y el teléfono del hotel, por si me perdía. Me solía agenciar un mapa de la ciudad y me iba por ahí, hasta que él terminaba de currar y entonces, me llevaba a cenar comida exótica: cocina libanesa, o china (estamos hablando de principios de los 90), o a comer un cuscús.

Me encantaba saltarme las clases para irme de viaje por ahí. Y ahí empecé a interesarme por los viajes. Y por los idiomas.

Otra cosa que me parece muy importante cuando se viaja es tener la mente abierta. NO vas a encontrar la misma comida que en tu casa, ni el mismo colchón, ni las sábanas, ni el baño, ni las costumbres, porque NO es tu casa. Hay gente que no lo entiende. En algunos sitios escupen, en otros eruptan, y en otros, comen con la mano. En otros, no se suenan los mocos, porque es de mala educación. Y es normal, es su cultura. Si no te gusta, no vayas. Es tu elección.

Así que, si queréis viajar, os aconsejo que ahorréis, reservéis unas fechas y os organicéis el viaje buscando información. A mí me ayuda mucho la guía Lonely Planet y su foro Geoplaneta, donde la gente que vive en el extranjero o que ha viajado bastante por allí te suele dar consejos útiles e información actual.

Y vosotros, ¿Cuál será vuestro próximo destino?

martes, junio 04, 2013

El Ikea: tecnología de Star Treck



Vengo de pasar la tarde en el Ikea. Y es que Ikea me alucina. Por una parte, por esa capacidad que tiene de plegar el espacio-tiempo, de tal forma que lo que en principio iba a ser media hora se convierta en tres, o cuatro. O a veces, hasta cinco horas. Usan tecnología ultrasecreta militar, os lo digo yo.

Pero no hay que preocuparse. Para que esta dulce cárcel sin barrotes no parezca tal, si te entra hambre, tienes restaurante. Si te meas, hay baños. Si quieres descansar, basta con sentarse en cualquier sofá de la exposición. Ya ves, puedes salir cuando quieras. ¡Pero no lo haces! ¿Por qué? Porque estás más atrapado que el prota de The Cube.

El asunto es que no te dicen simplemente "no te vayas". Te ponen trabas, y te sientes como los carritos del super cuando tropiezas contra los estantes. ¿Os habéis fijado que es imposible caminar en línea recta? Toda la exposición es como una carretera sinuosa en la que, cuando hay mucha gente, no sabes si mirar muebles o hacer el tren chuchú. Y si te propones salir, no sabes por dónde. Cuando la misma combinación Besta turquesa se te hace familiar, ya es tarde: es la tercera vez que pasas por allí.

Y cuando tomas la firme determinación de salir, por mis cojones, me voy, "ay, mira, los edredones estos tan monos están de oferta... uy, que yo me iba... ah, ¡tres bombillas de bajo consumo por el precio de dos! ... venga, que nos vamos... pero vaya marcos tan monos... joder, me voy ya que tengo un hambre... ¡Hostias! Codillo con patatas por 7,50!! Si ya decía yo que huele de bien... " Y para cuando te quieres dar cuenta, escuchas por megafonía "señores clientes, les recordamos que este establecimiento cerrará sus puertas en 15 minutos". Hala, a correr para pagar. Y te dan las 10, por pringao.

Ese solo es  uno de los talentos del Ikea. Pero hay más. Porque, como ya os he dicho que pueden manipular el espacio-tiempo, tienen la capacidad de hacer que tu piso de 35 metros cuadrados se convierta en uno de tres habitaciones con salón comedor y, en el balcón, le sacan un aseo. Así, por la face. Tan sólo poniendo cuatro estores por aquí, un biombo por allá y una maceta que hace de taza de water y alcachofa de la ducha a la vez. Y con un panel japonés, te sacan hasta cuarto de la plancha. Chupao. Joder, ¿y por qué no se me ha ocurrido antes? ¡Porque no estabas en el Ikea!

Así que a mí me encanta. Y cada vez que voy, le saco más talentos ocultos. Ahora estoy en una nueva fase. Yo creo Ikea te da la oportunidad profundizar en el autoconocimiento. Sí, sí, sirve para conocer dónde está tu límite. Tu límite de mandarlo todo al carajo cuando no hay quien monte el puto mueble que te has comprado. Por si fuera poco cogerlo del estante, subirlo al carrito, acoplarlo en el coche,  y llevarlo a casa...

Menos mal que ya tengo un par de voluntarios para ayudarme con el armario, que sí no, apaga y vámonos. Y por hoy este es el resumen de mis investigaciones. Pero no pararán ahí... ;)

domingo, junio 02, 2013

¿Y el sol?

 Os pongo una foto por si se os ha
olvidado cómo es... xD

Es el tema estrella desde hace un par de semanas. "Qué mal tiempo hace". "¡¡Qué frío!!"". Nos hemos plantado en junio y todavía voy vestida con la ropa que llevaba en febrero. Es algo alucinante.

Como siga sin aparecer, voy a empezar a pensar que, con los recortes, no hay dinero para que salga el sol.O que Europa lo ha confiscado. O que se ha chinado y se ha pirado a otras tierras más tranquilas...